REFORMA DE PISO DE LOS AÑOS 50

Se trataba de reformar un piso de los años 50 obsoleto y envejecido manteniendo un programa similar al preexistente (4 dormitorios, salón-comedor, cocina independiente y 2 baños). Sin variar sustancialmente la ubicación de los espacios, pues era la adecuada, se genera un espacio totalmente nuevo mucho más saludable, fluido y luminoso. Mediante la eliminación de algunas divisiones innecesarias, la creación de una circulación fluida en torno a la cocina y el acristalamiento de la parte superior de algunos tabiques desaparece el lúgubre y angosto pasillo, se consigue una gran continuidad espacial y la luz que penetra desde las fachadas principales alcanza las zonas más profundas de la casa. La iluminación nocturna, dirigida en gran medida hacia los techos, también está concebida para reforzar la continuidad y fluidez espacial, favoreciendo una percepción de amplitud y desahogo mentalmente saludable.

REFORMA DE PISO EN AVILÉS