MOBILIARIO VERSÁTIL PARA UN DORMITORIO

En un dormitorio doble totalmente convencional y con superficie bastante limitada (11 m2) se buscaba un espacio más desahogado y con cierta versatilidad, ya que aunque ahora se iba a utilizar con cama matrimonial de 150 cm, se deseaba prever la posibilidad de cambiarla en el futuro por dos camas motorizadas independientes de 90 cm. Para ello diseñamos unas mesitas modulares convertibles en las que además integramos las fuentes de iluminación, los enchufes y los conmutadores de la luz, quedando éstos fuera de la vista pero fácilmente accesibles desde la cama. Así paredes y techo se liberan de elementos perturbadores y la suave y cálida luz se difunde libremente por las superficies. Un gran espejo sobre el cabecero duplica visualmente el espacio. Variando fácilmente la disposición de los módulos que componen las mesitas, el ancho entre ellas se ajusta exactamente a la medida necesaria para la cama matrimonial o bien para las dos camas independientes. Para mayor sosiego del espacio, se evitó crear un mosaico de distintos materiales construyendo las mesitas y el cabecero con la misma madera natural cálida y acogedora que ya existía previamente en el suelo.