Sauna en el bosque
Sauna en el bosque

press to zoom
Sauna en el bosque
Sauna en el bosque

press to zoom
Sauna en el bosque
Sauna en el bosque

press to zoom
Sauna en el bosque
Sauna en el bosque

press to zoom
1/10

SAUNA EN EL BOSQUE

Descubrimos en Finlandia la maravillosa cultura de la sauna. Su intenso calor acompañado de un necesario contraste térmico constituyen una experiencia vital, enriquecedora y saludable de tradición fuertemente arraigada en muchos países. Si además se puede realizar inmerso en la naturaleza sus efectos beneficiosos para cuerpo y mente se multiplican.

Se nos presentó la oportunidad casi única de proyectar en un jardín boscoso de Asturias una auténtica sauna de leña al estilo finlandés. Debía ser desmontable por si en el futuro surge la necesidad de llevarla a otro lugar. Esto unido a la escasez de materiales adecuados en un país donde apenas hay experiencia en esta clase de construcciones y sumido en plena crisis de suministros derivada de la pandemia y la guerra, condicionaron en buena parte el diseño. La única madera apropiada que se pudo conseguir fue la de Paulownia, con buenas propiedades para los requerimientos derivados del intenso calor, pero no demasiado dura ni resistente a la intemperie en un clima especialmente lluvioso. Por ello, haciendo de la dificultad virtud, empleamos Viroc para la envolvente exterior y las zonas interiores sensibles al fuego o sometidas a fuerte desgaste, como el entorno inmediato de la estufa de leña y el suelo. El destonado color grisáceo de este material constituye un lienzo callado sobre el que las vibrantes sombras proyectadas por las hojas de los árboles reverberan en los días de sol, mientras que en los días nublados y lluviosos el volumen se funde con el plomizo color del cielo. Además, gracias a su textura casi pétrea, con algo de tiempo y lluvia la pátina verdosa que en Asturias todo lo coloniza hará que se acabe mimetizando completamente cual roca en el bosque. Los amplios ventanales de vidrio fuertemente aislante y sin marcos visibles potencian la fluidez espacial entre el interior y el maravilloso entorno natural, haciendo que vista y mente vuelen libre-mente al calor de la madera y las piedras.