INTERVENCIONES EN EL CENTRO MUNICIPAL DE EMPRESAS DE GIJÓN

El edificio Cristasa de Gijón, antigua fábrica de vidrio de principios del siglo XX, exquisitamente rehabilitado por los arquitectos Indalecio Prendes, Fernando Meneses y Javier Uría, lleva más de dos décadas acogiendo a nuevas empresas durante sus primeros años de vida. El cambio del perfil de estas empresas emergentes durante los últimos años motivó la necesidad de adecuar gran parte de los espacios del edificio a las nuevas demandas. Se trataba de transformar locales grandes con capacidad para muchos trabajadores en pequeñas oficinas para emprendedores individuales o empresas de reducida dimensión. Se desarrollaron varias fases sucesivas de intervención para permitir la migración gradual de las empresas sin interrumpir la actividad del Centro. Se crearon pequeños despachos u oficinas que se amplían visualmente mediante acristalamientos hacia los espacios de tránsito general, permitiendo disfrutar del maravilloso paisaje interior que ofrece el edificio con sus cálidos muros de ladrillo antiguo y su gran atrio central de tres alturas escalonadas inundado de luz cenital. Para aprovecharla mejor se renovó el material de los grandes lucernarios, que con el paso del tiempo había perdido parte de su transparencia. También realizamos varias intervenciones de mejora en el exterior del edificio, como la reurbanización de una de las calles que lo bordea creando pequeñas zonas estanciales con bancos al amparo del arbolado existente, la creación de una verja de protección del espacio existente bajo la escalera de la fachada principal y la iluminación nocturna de esta fachada.

INTERVENCIONES EN EL CENTRO MUNICIPAL DE EMPRESAS DE GIJÓN